El tiempo no es excusa

La Web ha sido -y aún es- una de las grandes revoluciones que hemos vivido en decenas de años. No solo por su aspecto tecnológico, si no también por el favor humano. Miles de millones de personas alrededor del mundo tienen acceso, por primera vez, a cantidades ingentes y casi ilimitadas de información. Con el tiempo, hemos normalizado la posibilidad de conseguir datos y respuestas a preguntas casuales. Cientos, miles, millones de servicios en linea disponibles para reservar habitaciones de hotel, vuelos, comprar tickets para eventos, pedir comida a domicilio, reservar cita en el médico… cualquier cosa imaginable, o casi, puede hacerse hoy en día desde la web. Incluso el concepto mismo de “Web” ha evolucionado, de algo en una navegador de un ordenador a un canal ubícuo que podemos disfrutar desde tables, móviles, televisiones, videoconsolas, etc.

Normalmente decimos que el camino ha sido largo; en este caso, no sería verdad. El camino ha sido realmente corto, se ha hecho muy deprisa, y los resultados son increíbles desde cualquier punto de vista. Pero esto ha tenido sus consecuencias: en mi opinión, las buenas prácticas que la Ingeniería Informática ha ido desarrollando paso a paso han ignorado en cierta manera la web, siendo el código spaguetti la respuesta rápida a casi cualquier problema. Al mismo tiempo, la enorme necesidad de millones de programadores en todo el mundo ha causado que profesionales insuficientemente preparados hayan llegado a la industria; aún peor, muchos de ellos ocupan ahora cargos de liderazgo, contribuyendo a mantener malas prácticas y poco rigor.

Coger atajos nunca es la solución correcta; la solución rápida, lejos de responder a las necesidades de los ciclos de desarrollo rápido de las nuevas estrategias de negocio -aunque muchos piensan que rápido igual a ágil-, dificultan las cosas a medio plazo, convirtiendo cada pequeño cambio en una odisea, reduciendo exponencialmente la velocity del equipo, generando frustración y huídas en una industria donde cualquier desarrollador web tiene tres ofertas cada día.

Esto tiene que cambio. Yo quiero que cambie. ¿Y tú?